Legrand
Tweet
Logo Legrand
HOME Entrevista al Doctor José Zagal de la Universidad de Santiago.

Entrevista al Doctor José Zagal de la Universidad de Santiago.

Legrand

PROYECCION DEL LITIO EN CHILE

El litio es el metal más liviano conocido, posee excelentes condiciones para conducir el calor y la electricidad y entrega mayor energía, razones por las que crece día a día su demanda a nivel mundial. Sin embargo, pese a su enorme potencial utilizado hoy en baterías recargables, reactores nucleares y otros, Chile -quien tiene las mayores reservas-- sólo lo exporta como salmuera, o sea, en su formato más básico y sin agregarle valor, por lo que urge dale un vuelco a esta situación.

Con el litio estamos repitiendo la historia del cobre en nuestro país. Disponemos de las mayores reservas mundiales, integrando junto a Bolivia y Argentina el denominado triángulo estratégico de este metal. Y pese a saber que las proyecciones de su uso sólo en baterías para celulares en los próximos años duplicarán los requerimientos actuales, es extraído del salar de Atacama como carbonato y enviado de esa manera fuera de Chile por las empresas Soquimich y Albemarle.

Al respecto, el Doctor en Química y docente de la Universidad de Santiago, José Zagal, explica que si bien este metal se usa sobre todo en el mundo en baterías recargables para celulares y cámaras, se avanza de manera importante para utilizarlo en baterías para autos, buses y hasta aviones eléctricos. "En la aeronáutica se avecina un gran nicho", comenta.

Un contrasentido

Para el científico es un contrasentido que Chile no disponga aún de tecnología que fortalezca la cadena del litio. "Si lo seguimos exportando sólo como carbonato, no nos vamos a beneficiar del valor litio batería, que es mucho más alto, actualmente es un supernegocio", afirma.

Comenta que cada vez que asiste a congresos, sus colegas le preguntan por qué Chile está tan atrasado en este ámbito y no aprovecha el recurso para hacer mejores negocios. Su respuesta siempre es la misma: "Chile tiene pocos avances científicos y tecnológicos en general, la ciencia no ha despegado ni se ha transformando en un componente importante de la economía del país. Tenemos buenos científicos en muchas áreas haciendo avances, pero la masa es muy pequeña. En un laboratorio nacional en Estados Unidos trabajan más científicos que en todo Chile", argumenta.

Y ¿qué hacer frente a esta situación?

La respuesta es conocida desde hace bastante tiempo: el país debe invertir en ciencia. Afirma el Doctor Zagal que el recurso más importante de una nación es su gente, "un país que invierte en inteligencia se convierte en uno más poderoso y estable; donde la pobreza disminuye y la educación mejora", dice. Añade que las naciones desarrolladas lo son no porque tengan más dinero sino porque tienen más know how, porque caminan hacia una economía del conocimiento.

En ese sentido cita el caso de Corea del Sur: "Hace cincuenta años era un país pobre con poco desarrollo y sin muchos recursos naturales, pero iniciaron una política fuerte de invertir en inteligencia y tecnología, revirtiendo su situación". Hoy emerge como una de las economías más sólidas e innovadoras; y gran parte de sus logros se basa en el desarrollo tecnológico y en su formación educativa.

Por ello, el investigador resalta como una esperanza la reciente iniciativa de Corfo -dueño de las reservas de litio- de convocar a empresas extranjeras y nacionales para que se instalen en Chile con el objetivo de potenciar el valor agregado de este metal. Destaca que este lineamiento producirá un gran salto, pero de todas formas hay que reforzarlo con innovación. Por eso, agrega que es importante la creación del Ministerio de Ciencia y Tecnología, actualmente en trámite en el Parlamento. Sin embargo, enfatiza que para funcionar "requiere de una inversión grande, que se recuperará solo en el largo plazo".

Comenta entre bromas que Chile arrastra la maldición de contar con recursos naturales. "Es como tener un papá rico que te impide impulsar una economía basada en el conocimiento. Tener recursos no es un mérito; en cambio, si lo es fabricar celulares", afirma.

Con el 40 por ciento de las reservas a nivel mundial, Chile seguirá exportando litio por mucho tiempo más, pero es urgente agregarle valor al proceso. "En un mundo sin petróleo el litio será un combustible y hay que sacarle el jugo", concluye el investigador.

Ver ediciones anteriores

 

Síguenos en nuestras redes sociales